Síguenos

 

Baby Daily
Día Mundial de la Lucha contra el SIDA
Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Foto: Envato Elements

Estilo de vida

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

El VIH cambió para siempre el rumbo de la humanidad. Recordar la importancia de esta lucha y hablar abiertamente del SIDA nunca estará de más.

Desde 1988 gobiernos de todo el mundo, las agencias de las Naciones Unidas y la sociedad civil dedican cada 1 de diciembre para lanzar una campaña que logre hacer consciencia sobre la lucha de la humanidad contra el VIH. ¿Te unes a hacer conciencia del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA?

Año con año se trabaja un aspecto en particular de las muchas maneras en que se puede abordar un tema tan sensible para la humanidad. Desde su aparición en el mundo el SIDA es un problema que ataca no solo la salud física de una persona, ataca su mente, su entorno y, sobre todo, su manera de relacionarse consigo mismo y con todo lo que le rodea.

En 2022 el tema de este día será: ¡Igualdad Ya!, un potente llamado de atención a la importancia de borrar todas las desigualdades que hay en cuanto a este padecimiento:

  • Desigualdad social
  • Desigualdad económica
  • Desigualdad étnica
  • Desigualdad en la atención médica
  • Desigualdad geográfica
  • Desigualdad cultural
  • Desigualdad legal
  • Desigualdad en cuanto a la importancia del SIDA frente a otras problemáticas (como el Covid-19) ya que en los últimos dos años los avances en la lucha contra la enfermedad se han visto disminuidos por la relevancia que la pandemia y sus efectos tienen.
Lograr la igualdad es parte de la lucha contra el SIDA.
Lograr la igualdad es parte de la lucha contra el SIDA. Foto: Envato Elements

Para lograr esta igualdad, ONUSIDA trabaja para que todos en este planeta nos unamos a la lucha participando activamente para que en todos los países se tomen las siguientes acciones:

  1. Aumentar la disponibilidad, la calidad y la idoneidad de los servicios para el tratamiento, las pruebas y la prevención del VIH, para que todas las personas reciban la atención que precisan.
  2. Reformar las leyes, políticas y prácticas para abordar el estigma y la exclusión a los que se enfrentan las personas que viven con el VIH, los grupos de población clave y las poblaciones marginadas, de modo que todo el mundo sea respetado y bienvenido.
  3. Garantizar el intercambio de tecnología para permitir un acceso igualitario a la mejor ciencia para el VIH, tanto entre las comunidades como entre el sur y el norte del mundo.

Llevándolo más allá, también puede hablarse de igualdad entre los padecimientos, si bien es cierto que la agresividad del virus SARS-CoV-2 y todo el daño que desencadenó a nivel global ameritaba que todos los esfuerzos fueran orientados a lograr la sobrevivencia de la humanidad, también lo es que desde su aparición, “el VIH ha sido uno de los más crueles enemigos de nuestra especie desde hace ya más de 40 años, por lo tanto, es tiempo de redoblar esfuerzos si se espera que efectivamente el SIDA desaparezca para 2030, expresa la ONU en su página referente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

  • Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

¿Qué es el SIDA?

La palabra es la contracción de Síndrome de Deficiencia Adquirida, en inglés se llama AIDS por Acquired Immune Deficiency Syndrome y es causado por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que es adquirido por contacto sexual sin protección, por contacto con sangre infectada a través de agujas o instrumental médico y en algunos casos de madre a hijo en el momento del parto.

Este virus ataca al sistema inmune de la persona infectada, debilitándolo al grado de que no puede defenderse de cualquier enfermedad, hasta ahora no hay cura conocida. Una vez que se ha incurrido en una práctica de riesgo, la amenaza será latente.

La infección primaria o VIH agudo puede presentarse entre 2 y 4 semanas después de haberse contagiado, los síntomas son parecidos a una gripe, así que si existe el menor riesgo de contagio lo mejor es acudir con tu médico, solo él sabrá el camino a seguir. Vivir con VIH no es lo mismo que vivir con SIDA, con los medicamentos adecuados es posible llevar una vida sana, claro que siempre se debe estar alerta, pues el virus nunca saldrá del sistema.

El padecimiento llamado SIDA es en realidad un conjunto de enfermedades, según el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, un síndrome es un “conjunto de síntomas o afecciones que se presentan juntos y sugieren la presencia de cierta enfermedad o una mayor probabilidad de padecer de la enfermedad”.

Cuando el daño en el sistema inmune ya es muy grave se presentan enfermedades que normalmente no se manifiestan en personas cuyo sistema inmunológico es sano, es en este momento cuando ya se habla de SIDA, esas enfermedades se conocen como “infecciones oportunistas” o “cánceres oportunistas”.

Los inicios

Fue a principios de los años 80 que en Estados Unidos algunos médicos detectaron ciertos padecimientos poco comunes, “como el sarcoma de Kaposi (un tipo raro de cáncer de piel) y un tipo de infección pulmonar que transmiten los pájaros en un perfil específico de pacientes. En 1982 ya había un nombre: SIDA, explica National Geographic en su revista científica.

El impacto fue global, aunque no tan avasallador como lo que vivimos en 2020, hasta ahora el SIDA contabiliza unos 25 millones de muertes en todo el mundo y 12 millones de niños huérfanos únicamente en África.

Así se ve el virus del SIDA en  la sangre.
Así se ve el virus del SIDA en la sangre. Foto: Envato Elements

África y el SIDA, desigualdad que salta a la vista

Si bien el SIDA es una pandemia global, ya que está presente en cada país, el continente africano es, sin duda, el más afectado albergando a las dos terceras partes de pacientes infectados con VIH.

La ONU calcula que casi 30 de cada 100 mujeres embarazadas en Sudáfrica son portadoras de este virus; otro ejemplo es Suazilandia donde una tercera parte de los adultos también son portadores. Aproximadamente el 75% de los decesos por SIDA suceden en este continente. Años de retraso social, deficiente cultura salubre y poco acceso a servicios de salud son algunos de los motivos, ante esto es más que claro que, el llamado de este 2022 ¡Igualdad Ya! es más que justificado.

Foto: Envato Elements

La relevancia que la aparición del VIH en 1981 significó para la humanidad, fue suficiente para que por primera vez en la historia se dedicara un día específico para que en todo el mundo se recordara y se reafirmara lo importante que es luchar contra este virus, hasta lograr erradicarlo.

Este 1 de diciembre para indicar que estás a favor de la lucha contra el SIDA puedes llevar un lazo rojo que así lo indique, pero más allá de eso la mejor manera de apoyar este movimiento mundial es comprender que la lucha no es solo un día, es una guerra sin cuartel que inició con el primer caso en 1981 y que no morirá sino hasta que se encuentre la cura para el VIH.

Lucha contra el SIDA.
Manifiesta tu sentir usando un moño rojo el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.
Foto: Envato Elements

¡Únete a nuestras redes sociales y platica con nosotros!

Otros temas: Día Mundial sin WiFi

Día Mundial de la Adopción

Día Mundial de la Pasta

Día del Médico: Honor a quien honor merece

Día de las Naciones Unidas

Publicidad