Síguenos

 

Baby Daily
mascotas
Aprende a elegir la mejor mascota para tu familia. Foto: Shutterstock

Familia

Cómo elegir la mejor mascota para tu familia

Antes de llevar una mascota a casa toma en cuenta las siguientes recomendaciones. Recuerda que será un miembro más en tu familia.

Los cachorros son encantadores, pero antes de decidir llevar una mascota a tu casa ten en cuenta que será un miembro más en la familia. Debes ser muy consciente de tus circunstancias y analizar cuál es el ejemplar más adecuado dependiendo de sus necesidades y lo que quieres y puedes darle. No necesariamente tiene que ser un perro, hay otras especies que pueden llevarse bien con los niños y adaptarse a tu espacio. 

Preguntas básicas antes de tener una mascota

De acuerdo con el doctor Fausto Reyes Delgado, director del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, antes de adquirir una mascota es muy importante responder las siguientes preguntas, de preferencia con ayuda del médico veterinario.

  • ¿Están todos de acuerdo?
  • ¿Para qué quiero una mascota?
  • ¿Cuánto tiempo le voy a dedicar?
  • ¿Hay espacio en mi casa?
  • ¿Tengo dinero para cubrir sus necesidades?

Decisión consensuada: ¿Están todos de acuerdo? 

Aunque casi siempre los niños son los que insisten en tener una mascota, debemos recordar que la responsabilidad de la mascota es del adulto. 

«Los que se tienen que hacer responsables son los adultos, no el niño. El niño tiene que jugar, tiene que aprender. Es el adulto quien tiene que educar al niño sobre el cuidado de su mascota y marcar hasta dónde sí y hasta dónde no puede interactuar con ella», dice el doctor Reyes.

Si algún miembro de la familia no está de acuerdo con tener una mascota lo mejor es pensarlo dos veces pues podría ser motivo de conflicto.

No te pierdas: Mi hijo quiere una mascota, qué hago

Para qué quieres una mascota

De acuerdo con el especialista, el 50% de los perros y gatos que se tienen en casa están por costumbre, no porque realmente se quieran. Una mascota es un compromiso permanente, por lo que antes de asumir esa responsabilidad pregúntate para qué la quieres: 

“Casi siempre las primeras opciones son los perros o gatos, pero si analizas bien las preguntas es posible que te des cuenta que te conviene más un pez o un gato.  Si se quiere tener un perro adelante, pero para qué lo quieres”, indica el experto. 

¿Quieres un perro que se lleve bien con los niños? Hay razas que no se prestan. ¿Necesitas un ejemplar vigoroso con el que puedas salir a correr? También debes ver cuál es el indicado, al igual que su tamaño, su carácter.

Es importante que tu mascota sea adaptable a tu forma de ser. Si son una familia activa que salen mucho al campo, un perro es ideal. Si les gusta ver películas en casa un gato estará encantado de estar con ustedes. 

Tener en cuenta las expectativas que tengas como familia también es fundamental. Un perro te da seguridad, las peceras pueden ser muy relajantes. Todo esto puedes determinarlo contestando la sencilla pregunta: ¿Para qué quieres una mascota?

¿Cuánto tiempo le vas a dedicar a la mascota?  

Las mascotas necesitan de tus cuidados, por lo que es muy recomendable escoger según el tiempo que le puedes dedicar. Sobre todo los perros requieren mucha atención.  Considera paseos,  juego, cariño, actividad física y educación.  Hay muchos que se sumen en fuertes depresiones por estar solos en casa todo el día.  Los gatos exigen menos cuidados. Si no pasas mucho tiempo en casa las tortugas o los peces pueden ser una mejor opción. 

Te recomendamos: Beneficios de tener una mascota

¿Hay espacio en casa?

Cada animal tiene necesidades específicas y su propio espacio vital. Si quieres adoptar un perro necesitas un lugar apropiado, incluso en las razas más pequeñas. Si vives en un apartamento muy pequeño quizá te conviene más elegir un pez. Los gatos se adaptan más, pero necesitan suficientes juguetes para no aburrirse, además de que si no tiene un rascadero es posible que rasguñe los muebles y las puertas. 

¿Cuánto puedo invertir en mi mascota?

En México los dueños de mascotas invierten en promedio 1,407 pesos al mes, siendo el mayor gasto la comida con 505 pesos y el veterinario con 332 pesos. Hay que considerar que al inicio el costo puede ser más elevado, alrededor de los 4 mil pesos, pues debes aplicar vacunas, desparasitantes, revisión general, medicamento en caso de que tenga algún padecimiento y cirugía de esterilización si así lo deseas.

Elige la mascota ideal

Perro

Suele ser la primera opción como mascota. Son leales, cariñosos, tiernos, una de las mayores fuentes de felicidad para muchas personas. Son animales sociables, buscan la compañía humana. Necesitan atención y cuidados. 

  • Debes sacarlos a pasear 
  • Requieren espacio
  • Dieta adecuada a su tamaño 
  •  Visitas al veterinario.
  • No pueden pasar mucho tiempo solos porque se ponen muy tristes. 
  • Hay que educarlos, cepillarlos y bañarlos con regularidad. 
Los perros son encantadores. Foto: Pixabay
Los perros son encantadores. Foto: Pixabay

Gatos

 Requieren menos cuidados que los perros, por eso muchas familias optan por uno, aunque no son los más recomendables para los niños porque son animales muy independientes a los que hay que tratar de forma suave. Cuando no quieren jugar, no hay que insistir porque no toleran el trato rudo. 

A la mayoría de los gatos les gusta poder salir al exterior, pero esto no significa que les guste ir a pasear como ocurre con los perros. Más bien aman salir a explorar a jardines, terrazas o patios. Se mueven en espacios tridimensionales, les gusta subirse a sitios altos y tener lugares dónde esconderse. 

Necesitan espacio. Los gatos hacen una clara diferenciación entre los lugares de descanso, de alimentación, de eliminación y de juego. No deben estar mezclados.

Requieren alimento especial, agua, caja de arena para sus necesidades, rascador y juguetes.

Los gatos son independientes y territoriales. Foto: Pixabay
Los gatos son independientes y territoriales. Foto: Pixabay

Conejo

Son peludos, orejones, divertidos y tiernos, pero también necesitan cuidados. 

Necesitan una alimentación completa y variada. Verduras, hojas y hierbas frescas, nada de golosinas. Su jaula debe ser amplia, necesitan espacio para moverse y salir al menos dos horas al día para hacer ejercicio.

Puedes poner un poco de heno o paja como jaula, pero cuidado con las virutas de madera porque algunos tipos puede provocar irritaciones. Son sensibles a los golpes de calor, por lo que no debes dejarlos expuestos al sol por mucho tiempo. Tienes que cortarle las uñas con regularidad porque pueden hacerse daño ellos o a sus dueños.  

Graciosos y tiernos, así son los orejones como mascotas. Foto:: Pixabay
Graciosos y tiernos, así son los orejones como mascotas. Foto:: Pixabay

Mascotas acuáticas

Tortugas y peces. Las mascotas acuáticas aman la tranquilidad y no les gusta que las toques, pero sí puedes admirar su belleza. Observar su nado brinda tranquilidad y son buena terapia para calmar las ansias. 

Las mascotas acuáticas más comunes son pez dorado, neón chino, tortuga de orejas rojas, pez guppy y rana acuática.

Entre sus necesidades está una pecera con filtro, bomba de agua, calentador con termostato y elementos decorativos para que se escondan. También requieren alimento especial, gotas relajantes y aseo periódico.  

Los peces proporcionan tranquilidad y belleza. Foto: Pixabay
Los peces proporcionan tranquilidad y belleza. Foto: Pixabay

Roedores

Los roedores como hámsters, ratones, jerbos y conejillos de indias son ejemplos de “mascotas de bolsillo”. Se les llama así porque son muy pequeños y requieren menos cuidado en comparación con otras mascotas. 

Requieren una jaula con comedero, bebedero y espacio adecuado para moverse y hacer ejercicio. Las ruedas de ejercicio y gimnasios son excelentes fuentes de actividad. A Los roedores les encanta mordisquear, por lo que debes tener juguetes y accesorios para roer. 

Son relativamente baratos, pero debes considerar costos adicionales de alimentación, accesorios y veterinario. 

Los roedores como los hámsters necesitan mucho ejercicio. Consígueles una rueda o gimnasio. Foto: Pixabay
Los roedores como los hámsters necesitan mucho ejercicio. Consígueles una rueda o gimnasio. Foto: Pixabay

Publicidad