Síguenos

 

Baby Daily
niños tiranos
Niños tiranos o con Síndrome del Niño emperador. Foto: Shutterstock

Niños

¿Hijos malcriados? ¿Cómo evitar que se conviertan en niños tiranos?

Algunas señales de que tienes hijos malcriados y cómo corregirlos. Recuerda: no existe un gen que haga a los niños tiranos.

“Si de verdad amas a tu hijo no le des todo”, dice el psicólogo Fredric Neuman, director del área de ansiedad y fobia del Hospital White Plans. El también médico de la Universidad de Princeton en Nueva York agrega que como padres debemos evitar que nuestros hijos se conviertan en niños tiranos, es decir, pequeños malcriados que sienten que lo merecen todo, incluso que son capaces de desafiar y ser groseros con sus padres y la gente de su entorno.

“Debes ser firme, pero flexible. Cariñoso, pero no permisivo. Debes poner límites y saber decir a veces no”, indica  Fredric Neuman, La razón, dice este y otros expertos, es que si consentimos a nuestros niños permitiéndoles y dándoles cualquier capricho corremos el riesgo de que se conviertan en niños que piensan que el mundo gira a su alrededor, el famoso síndrome del emperador o los niños tiranos.

¿Qué pasa si le das todo a tus hijos?

Todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, “que no sufran las carencias que nosotros tuvimos”, pensamos. Sin embargo, por amor y, sin darnos cuenta, les hacemos más mal que bien. De acuerdo con Neuman, cuando los padres caen en este error no es solamente tener niños malcriados o demasiado demandantes sino que a la larga se convertirán en adultos soberbios, incluso violentos.

El problema de los niños tiranos parece ir de mal en peor. En Estados Unidos, de acuerdo con la encuesta titulada “¿Son tus hijos malcriados?, del sitio Parenting and Today Moms, el 59% de los padres piensa que sus hijos son más consentidos y caprichosos que ellos cuando tenían la misma edad. 

No te pierdas: Por qué los niños hacen berrinche

Cómo identificar si tu hijo es malcriado

Falta de respeto, gritos, insultos, violencia directa a través de golpes y patadas…Son niños y adolescentes que abusan de sus padres sin la menor consciencia. La madre suele ser la primera y principal víctima. Simple y sencillamente están acostumbrados a obtener lo que quieren cuando quieren con muy pocas excepciones. 

Michele Borba, psicóloga educativa y autora del libro, Por qué los niños empáticos triunfan en el mundo, explicó a The Huffington Post que todos los niños tienen un mal día, igual que los adultos, “pero los hijos malcriados o niños tiranos están atrapados en el ‘yo’. Todo gira en trono a sus necesidades, preocupaciones, sentimientos, anhelos y todos los demás pasan a un segundo plano”

También puedes leer: Anahí, los berrinches de los niños

Según el psicólogo Vicente Garrido, autor de Hijos tiranos: el síndrome del emperador, este tipo de niños encajan con los criterios diagnósticos del DSM para el trastorno de conducta, conocido anteriormente como trastorno disocial. Para tratar de explicar el fenómeno, el experto hace referencia a la responsabilidad de los padres en el desarrollo de estos comportamientos violentos e indeseables. Además, identifica seis posibles causas:

1) La pretensión de satisfacer los deseos de forma inmediata y sin restricciones, debido al desarrollo de mayores comodidades.

2) Trata de “vivir deprisa”, sin responsabilidades y obteniendo las metas a cualquier precio. 

3) Retraso en la adopción de roles de responsabilidad.

4) Presión de los padres ante un mercado laboral más competido e inseguro. Priorizan el trabajo al tiempo con los hijos.

 5) Los roles de ambos padres tienden a confundirse, de manera que en diversas ocasiones, y más aún si existe ruptura matrimonial, la madre se lleva todo el peso de la responsabilidad, de compaginar su trabajo con el cuidado y la educación de sus hijos. 

6)  Por último, se ha desatendido la formación de la consciencia, de la responsabilidad y del código moral para saber lo que está bien y lo que no.

“Los niños hacen lo que les enseñamos a hacer, lo que les hacemos esperar. Si hemos sido padres permisivos y nunca hemos establecido límites, el niño no estará acostumbrado a adaptarse a los límites apropiados”, asegura Markham, fundador del sitio

Aha! Crianza.

La realidad es que nuestras intenciones son buenas, ¡ningún papá quiere hacerle daño a sus hijos! Los consentimos porque los queremos y deseamos brindarles lo mejor. Pero bien dice un dicho: “hay amores que matan”.

A veces es porque recordamos las carencias que tuvimos nosotros en la infancia, otras veces nos cuesta trabajo decirles “no” para no herir sus sentimientos o dañar su confianza, algunas más estamos abrumados con nuestras responsabilidades laborales que simple y sencillamente nos sentimos cansados para hacer cumplir las reglas. 

Te recomendamos: Tips para evitar que tus hijos hagan berrinches

Señales de que tienes un hijo malcriado en casa

Cuando le damos todo a nuestros niños pueden aparecer en principio dos problemas: la baja tolerancia a la frustración y la falta de disciplina que a la larga puede convertirse en problemas de personalidad, incluso en su vida adulta. 

Es cierto que todos los niños hacen berrinche de vez en cuando, está en su naturaleza, pero existen algunas señales que podrían dejarte ver si las exigencias de tus niños son propias de hijos malcriados o tiranos. 

  1. Siempre que les dices NO hacen un berrinche marca diablo. Esta conducta no desaparece con el tiempo, se vuelve una constante. 
  2. Nunca están satisfechos con lo que tienen. Sus papás le dan todo: juguetes, ropa, gadgets, pero ellos quieren más y más, y más…En lugar de expresar gratitud se enfocan en lo siguiente que quieren.
  3. Exigen que se cumplan sus caprichos de inmediato, no les gusta esperar. Quieren las cosas ahora. 
  4. Son malos perdedores. Esperan que todos lo dejen ganar y lo elogien.Suele culpar a los demás por su bajo rendimiento. 
  5. No se dan por vencidos hasta lograr lo que quieren, pueden recurrir al chantaje o incluso a la violencia física. 
  6. Se niega a hacer tareas simples si no recibe recompensa a cambio. Los papás deben sobornarlo.

Puedes corregir el camino de los hijos malcriados

En primer lugar, aunque se les conozca con el término de hijos malcriados, niños tiranos o niños emperador, ese niño que tienes delante de ti con esas actitudes es nada más que tu hijo.

Si tu hijo es así, es hora de corregirlo, de ninguna manera está “arruinado” o pienses que ya no puede hacer nada por él. No existe ningún gen que indique que un niño se vuelva malcriado, somos los padres los principales responsables de que ellos actúen así. No nacen así, se hacen.

Ahora bien, una vez que aceptas que el problema empezó por ti, debes trabajar en cambiar tú. Pedir ayuda a un experto o terapeuta puede servirte, también te decimos algunos tips:

* Comprométete a dejar de ser tan indulgente, los papás barco llevan a sus hijos a hundirse como el Titanic. 

* Deja que expresen sus sentimientos, permite que lloren, se sienta molestos, que se frustren de vez en cuando. No lo complazcas solo por regresar la tranquilidad. 

* Acostúmbrate a decirles NO, sin culpa. 

* Cuando pongas límites explica el por qué. 

*Inculca el agradecimiento y la empatía. Hazles saber la importancia de pensar en los demás.  

* Ayúdalos a apreciar los pequeños detalles de la vida. Enséñales que las cosas materiales pasan a segundo término y que lo más importante es la familia y la vida misma.

Te va a gustar:

Por qué debes dejar de gritar a tus hijos para reprenderlos

Publicidad