Síguenos

 

Baby Daily
Berrinche Louis
Louis se robó las miradas en el jubileo de la reina por sus caritas y berrinches. Foto: Twiter @CambridgeLiana

Niños

Kate Middleton y el berrinche del príncipe Louis

Kate Middleton no se escapó del berrinche de su hijo más pequeño, el príncipe Louis. Una prueba de fuego, pero también la oportunidad de que reflexionemos acerca de nuestra actitud hacia las rabietas infantiles.

Si creías que los famosos, o en este caso las duquesas, se salvaban de las rabietas infantiles… estás muy equivocado. El príncipe Louis robó la atención en el Jubileo de Platino de la reina por el berrinche que le hizo a su mamá, Kate Middleton. 

El travieso, de cuatro años, se ha vuelto viral en los últimos días por sus reacciones públicas: primero por taparse las orejas por el ruido en el desfile Trooping the Colour y ahora por los gestos de desagrado, las muecas, trompetillas e incluso la forma en que le tapa la boca a Kate, quien con mucha paciencia trata de que se tranquilice.

Las caritas de Louise se volvieron meme.

¿Cómo gestionó Kate Middleton el berrinche de su hijo Louis?

Hubo momentos de tensión en el Palco Real. El bisnieto de la reina Isabel se levantó de su asiento, se subió en la silla, le jaló el pelo a su prima Mia Tindall, gritó, sacó la lengua y manoteó al que se le puso enfrente.

Lejos de desesperarse y, ante la negativa de Louis por estar en su silla tranquilo, Kate tomó la sabia decisión de tomar un descanso con su hijo y prestarle atención. 

Después se sumaron otros miembros de la familia para “tomar turnos” a fin de entretenerlo. La princesa Charlotte, de 7 años, lo entretuvo, luego jugó un rato con su hermano George, de 8 años, quien es el heredero al trono. Después su abuelo y su papá también ayudaron a tranquilizarlo.

¿Actúo bien o mal? Kate hizo lo que pudo y eso es extraordinario. Incluso cuando Louis le tapa la boca, ella no se desespera, simple y sencillamente entendió que su hijo está pequeño y que todos los niños a esa edad hacen berrinche.

Louise no entendía razones, pero Kate no perdió la paciencia.

La mirada crítica de los demás

Como casi siempre sucede cuando un niño hace berrinche, no puede faltar la crítica de quienes están alrededor. Miradas de sorpresa, desaprobación e incluso bromas. Tal es el caso de Mike Tindall, esposo de la prima del príncipe William (Zara Tindall), quien le dijo e hizo señas a Louis de que lo estaba observando.

Su tío bromea con Louise para que se tranquilice.

Después de un rato, el menor de los príncipes de Cambridge, le dio un beso a su mamá para disculparse por taparle la boca con la mano. Más calmado pasó tiempo sentado en el regazo de su abuelo, el príncipe Carlos, y luego jugó con su papá, el príncipe William. 

Después del berrinche abrazó a su mami con cariño.

Piensa en esto antes de juzgar a una mamá de hijos berrinchudos

Definitivamente cualquier mamá se identifica con Kate, esos momentos son pruebas de fuego. A propósito de los berrinches del príncipe que se volvieron virales, es importante hacer una reflexión sobre cómo nos comportamos los demás cuando vemos una rabieta infantil. ¿Cómo actúas tú? ¿Te molesta? ¿Miras a los padres con desaprobación?

Aclaremos una cosa. Por lo regular la gente habla de lo maravillosa que es la maternidad y tener niños, pero no de lo duro y doloroso que puede ser que otras personas te juzguen cuando tus hijos te hacen pasar un mal momento en público.

A veces los puedes controlar, a veces no. A veces puedes ser paciente y linda como Kate, a veces explotas y te derrumbas llorando por la impotencia. Cuando te sientas rebasada solo recuerda que el berrinche pasará, las lágrimas se detendrán, ese momento pronto será un recuerdo. En medio de esa avalancha de emociones, tanto de la mamá como de los niños, están los observadores, aquellos que presencian el incómodo momento y parecen recriminarte con los ojos por perturbar su calma.

A ellos que son testigos y solo mueven la cabeza con desaprobación les decimos que antes de emitir un juicio o solicitar a los gerentes que saquen a los niños ruidosos, piensen un poco e imagínense estar en los zapatos de los papás.

Si ves que están a punto de llorar, por favor, no los juzgues, están haciendo lo mejor que pueden. Es más difícil lidiar con la situación cuando sientes la presión de que los demás están criticando. Seamos más empáticos, simplemente sigue con lo tuyo o, si te nace, dile algo cortés. Quizá el niño no se calme, pero esa mamá o papá en apuros se sentirá reconfortado.

Los mejores momentos del jubileo de la reina.

No te pierdas:

Anahí: Los berrinches de los niños

Las razones que llevan a un niño a hacer berrinche

Todos los niños hacen berrinche y es normal

En la crianza NO debemos buscar la obediencia

Publicidad